Diseños vintage para aplicarlos en tu casa

La palabra vintage hace referencia a los artículos antiguos y de buena calidad, en la actualidad lo utilizamos como sinónimo de lo retro y lo viejo. Este estilo ha ido convirtiéndose en una de las tendencias favoritas de la decoración.

El estilo vintage, encuentra su inspiración en las décadas de los 30s y 40s. Su diseño se caracteriza por ser elegante y a la vez romántico, mezclando texturas y colores de acuerdo al estilo de esos años. En esta oportunidad, te brindaremos algunas ideas para este estilo tan particular y nostálgico, en donde podrás jugar con elementos modernos para conseguirlo.

Rincones románticos

Los estampados de flores son los protagonistas absolutos y se presentan en cortinas, alfombras, cojines y en las paredes. Un revestimiento que sin duda le dará a tu espacio el toque vintage, será un papel tapiz floreado, grandes espejos con marcos distinguidos, las sillas propias de la época y una lámpara de cristal, son definitivamente un ejemplo que abarca todos los elementos necesarios que este estilo necesita.

Piezas Únicas

Los seguidores de este estilo, suelen conservar piezas auténticas antiguas, ya que, además de tener la personalidad necesaria, son artículos que pueden adquirir un gran valor económico. Tocadiscos, fotografías con marcos desgastados de diferentes tamaños, relojes al estilo retro de diversos estilos y hasta la máquina de coser de tu abuelita, te quedaría perfecta para este espacio.

Luces y cojines

 

Los cojines son piezas clave para decorar las habitaciones, con su sola presencia aportamos color, texturas y formas de una manera sencilla y eficaz. Los encuentras de estampados de la época, con letras, delicadas formas o flores. Si logras incluir más piezas que luzcan antiguas, como la lámpara estilo reflector de cine de la época de oro, tendrás un espacio con personalidad única.

Colores y texturas

Puedes lograr un toque vintage gracias a la tapicería de las sillas y sus colores alegres combinados con madera. Los elementos decorativos, son fundamentales cuando en realidad no contamos con las piezas clásicas de aquellos años, sino que la fusión que hagamos, le dará el espíritu que necesita. La cerámica es básica en los ambientes vintage, jarrones, tazas, platos; las telas con texturas suaves y delicadas son el carácter romántico que caracteriza a este estilo.

Líneas clásicas

El estilo vintage se caracteriza por el empleo de texturas suaves y cálidas para los muebles, paredes tapizadas y colores pasteles, que le dan el aire romántico. Las flores nunca deben faltar en ninguna habitación que quieras decorar con este estilo, incorporando líneas clásicas en los diseños, materiales y piezas de la época, conseguirás que tus habitaciones luzcan con ese aspecto nostálgico y suave que transmite el estilo vintage.