Cocinas abiertas al exterior: 4 ideas de distribución y diseño

Según encuestas sobre tendencias de diseño en la cocina, un 31% afirma que abrir la cocina al jardín o la terraza, es un objetivo primordial a la hora de hacer reformas en casa. Además, para el 56% ganar luz natural se encuentra entre las principales prioridades de diseño de su cocina.  En todo caso, para potenciar la luminosidad nada mejor que orientar la cocina hacia el exterior, apostar por líneas sencillas y decantarse por colores claros –blanco, grises o tonalidades pastel– y materiales como la madera o los compactos sintéticos para muebles y encimeras.

Coloca la zona del comedor cerca del jardín:

Una de las principales ventajas de abrir la cocina al jardín o terraza es disponer de más luz natural. Aunque la iluminación artificial es importante, un truco clave es disponer el rincón del comedor lo más cerca posible de la salida para disfrutar de las vistas mientras comemos.

Instala puertas correderas:

Es una solución práctica porque se aprovecha al máximo la luz natural y la profundidad espacial. Apuesta por colores claros en los muebles e instala una encimera uniforme para favorecer la luminosidad del conjunto.

 

Cocinas abiertas al exterior: 4 ideas de distribución y diseño

 

 

Orienta los muebles al exterior

Hazlo para potenciar visualmente el exterior y lo que en él sucede. Además, de ese modo dejamos que el espacio “respire”.

 

Zonifica el espacio con una isla

Una buena opción para volcar la cocina al exterior es instalar una isla que separe la zona del comedor de la de cocina, al tiempo que permita estar cocinando o preparando alimentos y contemplar las vistas.

 

No renuncies a las vistas

Si el emplazamiento de la cocina no permite su salida directa al exterior, existen muchas maneras de disfrutar de las vistas sin sacrificar la funcionalidad de la cocina. Sustituye una de las mitades superiores de la pared por un gran panel acristalado para crear una espectacular panorámica del entorno en el espacio, evitando que se vea estrecho o provoque sensación de túnel.

 

Aprovecha toda la luminosidad

 

Un acristalamiento totalmente trasparente en la pared opuesta a la que se abre al porche permite el paso de la luz, facilita la ventilación natural del ambiente y amplia visualmente el espacio. Tendremos una mayor sensación de profundidad al conectarlo tanto con el exterior como con el interior de la vivienda.

 

Cocinas abiertas al exterior: 4 ideas de distribución y diseño